Frases y mensajes de gratitud

0
391
Frases y mensajes de gratitud

Tener y mostrar gratitud es bueno y satisfactorio para nosotros, e infecta a los demás con la energía positiva de la gratitud. ¡Mira algunas frases y mensajes geniales!

La gratitud es reconocer que la vida es un regalo.

Hoy solo quiero decir: ¡gracias Dios mío por todo!

Deja que la fe florezca en ti, la gratitud te reconstruya y el amor te guíe.

A veces, es muy difícil dar gracias por las situaciones difíciles por las que pasamos, pero siempre debemos hacerlo, porque incluso en estos momentos pasamos por cosas que nos quieren decir algo y necesitamos aprender, por eso siempre busco algo bueno y trato de evolucionar, esta es la mejor manera de disfrutar la vida.

Deberíamos estar agradecidos con Dios por los pequeños detalles.
En los detalles descubrimos el valor de una realidad.
Mirar los entresijos de la vida marca la diferencia.

Cada día es un regalo, una oportunidad para convertir los sueños en realidad, y por este día de vida te doy gracias, Dios mío.

Dar gracias es el arte de atraer cosas buenas.
Dar gracias es el arte de atraer cosas buenas.

¡Sonríe, ama y vive feliz como muestra de agradecimiento por todo lo bueno que te da la vida!

No soy perfecta y tampoco mi vida, pero por todo lo que soy y tengo, ¡siento una profunda gratitud!

Querido Dios, quiero aprovechar cada minuto, no para pedirte nada, sino simplemente para darte las gracias por todo lo que has hecho por mí.

Gratitud por la amistad y el cariño, incluso en los peores momentos donde todo parecía imposible, nunca me abandonaste. Todos los días quiero darte las gracias por tu presencia en mi vida.

Cuando damos gracias por algo bueno que pasa en nuestra vida, empiezan a pasar muchas otras cosas, porque estamos siendo agradecidos y sabiendo valorar cada cosa. Y, por supuesto, no solo debemos pensar en tener más, ¡sino en amar y ser felices con lo que ya nos rodea!

Las personas felices recuerdan el pasado con gratitud, se regocijan en el presente y afrontan el futuro sin miedo.

Ya no pediré ni suplicaré, pero les agradeceré todo lo que recibo.

La felicidad radica en dejar de quejarte por lo que no obtuviste y comenzar a dar gracias por lo que no perdiste.

Quien agradece es humilde, valora la vida y honra la gratitud de todas las personas.

Sin arrepentimientos, solo aprendiendo. No te preocupes, solo aceptación. Sin expectativas, solo gratitud. La vida es demasiado corta.

Soñar, vivir y todos los dias agradecer.

Agradece lo que no funcionó por dos razones: si estuviera destinado a ser, lo sería, y si hubiera sido, tal vez no estarías de donde vienes.

Agradezco cada detalle de mi vida, sé la importancia de todo y que tengo mucho a mi alrededor. Por supuesto, tengo que valorar lo que tengo, aunque no sea mucho, para que cada día tenga más que agradecer, porque cuanto más te quejas, menos tienes.

Quien recibe un beneficio con gratitud, paga la primera cuota de su deuda.
Quien recibe un beneficio con gratitud, paga la primera cuota de su deuda.

Los mejores agradecimientos no son palabras sino acciones.

La gratitud es cuando abrazamos a Dios en oración, dando gracias por todas las bendiciones que Él nos ha dado.

Soñar, vivir y todos los dias agradecer.

La gratitud es reconocer que la vida es un regalo.

La gratitud es la clave. Tanto por las cosas buenas que pasaron, como por las cosas que al final se convirtieron en lecciones.

A menudo no nos importan los detalles que nos rodean y pensamos que somos mejores que los demás cuando somos tontos y tan inferiores. Después de enterarme de esto, hoy estoy agradecido por todo lo que paso e incluso por las cosas obvias, como estar vivo.

La gratitud abre la abundancia de vida. Hace que lo que tenemos sea suficiente y más. Convierte la negación en aceptación, el caos en orden, la confusión en claridad. Puede convertir una comida en una fiesta, una casa en un hogar, un extraño en un amigo. La gratitud da sentido a nuestro pasado, trae paz al presente y crea una visión para el mañana.

Muchas gracias a todos ustedes, amigos míos, por estar a mi lado en todo momento, sean cuales sean las circunstancias.

Es fácil quejarse. Pero es hermoso saber agradecer.

¡Gracias por ser tan amable, amigo!
siempre que te necesite
Presente para escucharme, apoyarme
o guíame por el camino correcto.
Eres realmente especial y único,
y ahora que lo encontré no quiero
que dejes mi vida nunca.

De todos los ingredientes de la vida, la gratitud es el más dulce.
De todos los ingredientes de la vida, la gratitud es el más dulce.

La gratitud es la clave. Tanto por las cosas buenas que pasaron, como por las cosas que al final se convirtieron en lecciones.

Si observa de cerca los detalles de su vida, encontrará más razones para estar agradecido que para quejarse.

La gratitud es la virtud de las almas nobles.

Todo cambia cuando cambias la forma en que miras las cosas. Elija la gratitud sobre la queja.

¡Mi gratitud hoy es por ser feliz! Puede que todavía no haya logrado todas mis metas y sueños, pero solo porque llegué aquí y me siento bien, estoy agradecido y me siento feliz. La vida está hecha de eso, de los pequeños detalles del sincero agradecimiento que tenemos en nosotros.

En nuestra vida diaria, debemos ver que no es la felicidad lo que nos hace agradecidos, sino la gratitud lo que nos hace felices.

Amado y eterno amigo, quisiera agradecerte los momentos de gran ternura, que en los peores momentos, extendiste tu mano, me guiaste, me enseñaste que en la vida, siempre hay un mejor camino por recorrer, que el mejor. La victoria de un ser humano, es cuando es capaz de perdonar y extraer la felicidad con pequeños y quizás desconocidos gestos.
Gracias amigo por estar a mi lado en esta vida, abriendo el camino para mi elevación espiritual en esta vida, gracias por nuestros mejores momentos, gracias siempre.

La gratitud por todas las veces que Dios me cuidó, calmó mi corazón, calmó mi alma, aunque yo era tan imperfecta.

Más que un cliente, eres un amigo, un compañero al que nos encanta atender y servir. Gracias por tu confianza.

Paz en el alma, amor en el corazón, gratitud por la vida y fe en el camino.

¡La gratitud no cuesta nada y tiene un valor inmenso!

No puedes imaginar el tamaño de mi gratitud por las sonrisas que me sacan sin esfuerzo, en los momentos en que más las necesito.

¡Todos los días podemos evolucionar! Y al dar gracias por las pequeñas cosas e incluso por las situaciones que salieron mal, demostramos que hemos pasado por una evolución y que estamos madurando cada vez más, por esto y muchas otras cosas, estoy agradecido y siempre trato de sentirse bien.

La gratitud de la mayoría de los hombres no es más que un deseo secreto de recibir mayores favores.

¡Un agradecimiento especial para usted, el maestro, que es paciente, cariñoso y dedicado!

La gratitud es cuando tú, incluso frente a un torbellino de problemas, aún das gracias por tener salud, claridad, fe y fuerza para resolver.

La gratitud es el único tesoro de los humildes.
La gratitud es el único tesoro de los humildes.

La serenidad llega cuando intercambiamos expectativa por aceptación.

Los pensamientos positivos, cuando son sinceros, cuando emanamos a alguien o cuando nos ponemos la mente en nosotros mismos, ¡nos traen muchas cosas buenas! Entonces, siempre estoy agradecido por todo lo que paso y creo que es lo mejor para mí y espero que todos los que me rodean también tengan ese sentimiento.

La cortesía no siempre inspira bondad, justicia, complacencia, gratitud; pero al menos les da la apariencia y hace que el hombre aparezca por fuera como debería ser por dentro.

A los profesores que se dedican al arte de enseñar, ¡me gustaría agradecerles lleno de cariño!

La gratitud es la clave. Tanto por las cosas buenas que pasaron, como por las cosas que al final se convirtieron en lecciones.

Cuando estás agradecido, todo lo que obtienes son ganancias.

La gratitud siempre ha costado mucho aprecio.

La vida te enseña que nada es para siempre y de alguna manera te sientes agradecido por ello.

Reconoce las cosas buenas de tu vida.

Cuanto más das gracias, más reciproca el universo con buenas vibraciones.

Lo mejor que hago todos los días cuando me acuesto es agradecer por mi vida, me siento en paz conmigo mismo, con Dios e incluso solo porque sé valorar lo que tengo, no hay mejor sentimiento que este.

La gratitud, como la leche, se vuelve amarga si el recipiente que la contiene no está escrupulosamente limpio.

La gratitud es un corazón lleno de buenos recuerdos.
La gratitud es un corazón lleno de buenos recuerdos.

Agradezco no solo el cariño, sino también la amistad, la complicidad y poder compartir contigo momentos especiales.

La gratitud confía en el pasado y el amor confía en el presente.

Gracias por todo lo que haces y siempre has hecho por mí, gracias por no dejarme nunca aunque no me lo merecía.

La gratitud hace que todo sea más suave.

Ninguna dificultad devorará un alma agradecida. Cualquiera que sea la situación, ¡fortalezco mi fe en la vida!

La gratitud del receptor de un beneficio es siempre menor que el placer del receptor.

Durante todos tus años de existencia, te he dado muchos regalos, querida niña, pero ninguno se compara con este tesoro que ahora me estás dando. El niño que dio a luz es el nieto que siempre quise, me siento muy bendecida de ser abuela.
Estoy muy agradecido por esta nueva experiencia que tendré, a partir de hoy, la oportunidad de vivir. Prometo ser una ayuda en todo lo que necesites y solo espero convertirme en la abuela que cualquier nieto sueña con tener.

La gratitud convierte los pequeños gestos en grandes recuerdos.

Muestra gratitud por todo el cariño que recibes, porque los que nos aman no duran para siempre.

Perdón por quienes te hicieron llorar, gratitud por quienes te hicieron sonreír.
Perdón por quienes te hicieron llorar, gratitud por quienes te hicieron sonreír.

Perdonar, disculparse, vivir, ser niño, madurar, amar, desamor, amar de nuevo, envejecer, dar gracias.

Los días son así, como montañas rusas: llenos de altibajos, mariposas y la piel de gallina. Lo que los hace especiales es cómo disfrutamos el viaje.

Los hombres son más rápidos en devolver el daño que el beneficio, porque la gratitud es una carga y la venganza un placer.

Gracias, Dios mío, por la oportunidad que me diste de despertarme a un nuevo día. Luego de una noche completa de descanso, aquí estoy dispuesto a disfrutar cada segundo, siempre con mis pensamientos, palabras y acciones dedicadas a Tu gloria.
Te pido que durante las próximas horas me concedas salud, protección y luz para seguir Tus caminos. Y que al final de todo puedo ser consciente de que hice todo lo que estaba bien.

Gratitud, combustible del corazón.

Gracias por hacerme feliz, por acompañarme en cada paso de este baile llamado vida y por seguir bailando conmigo mismo cuando nos roban la melodía.

La vida te enseña que nada es para siempre, y de alguna manera te sientes agradecido por eso.

La vida ha sido tan generosa conmigo y estoy muy agradecido por eso.

Lo que hace que un día sea memorable son los pequeños momentos que lo conforman. ¡Gratitud por todo lo que viví ayer y por lo que viviré mañana!

Exprese gratitud con palabras y actitud. Tu vida cambiará mucho de manera positiva.

Por la persona en la que me he convertido y por todos
enseñanzas que me hicieron alguien
mejor te lo agradezco.
Y siempre estaré agradecido porque lo que recibí
además de no tener precio, tiene un valor
gigante para mí.

Deja que florezca la gratitud.

Ah, amor, si supieras lo agradecido que estoy por tu compañía… No tengo palabras para agradecerte tu presencia en mi vida.

Siempre gracias por un día más y por tenerte.

La gratitud es cuando el alma dice gracias.

Creo en la bondad, la bondad y la gratitud.

Estoy orgulloso de cada pequeño logro. El valor de ninguno de ellos puede medirse jamás, ya que el aprendizaje fue infinito. ¡Eterna gratitud!

La gratitud es la mayor medida del carácter de una persona. Una persona agradecida es una persona fiel, no te abandona, siempre está contigo. Siempre puedes confiar en ella.

Sin su fuerza y ​​aliento, no estaría aquí celebrando mi graduación. ¡Y por eso te agradezco de corazón!

Gratitud por el tiempo. El dolor se fue y la felicidad prevaleció. No me rendí, me levanté.

Eres una persona maravillosa y encantadora. Estoy rebosante de orgullo, alegría y gratitud porque tú también me amas. Te amo por siempre.

¡Estoy feliz porque tengo un hogar donde vivir, una familia para compartir mis alegrías y Dios en mi corazón!

¿Cómo no me atrevo a dar gracias por la lluvia de bendiciones que recibí hoy sobre mí? Que cada gota de amor que se derramó sobre mí se convierta en inmensas nubes de gratitud.

Solo hay felicidad si no exigimos nada del mañana y aceptamos hoy, con gratitud, lo que nos trae. Siempre llega la hora mágica.

Querida hermana, has sido una verdadera consejera y amiga toda mi vida. Parece que ni siquiera puedo tomar decisiones sin conocer tu opinión. Me ha alegrado mucho sentir que siempre buscas lo mejor para mí. Quiero agradecerles por estar a mi lado y hacer de su experiencia una voz que me guía de la mejor manera.

La gratitud (s.f.) es un agradecimiento sincero. Es el sentimiento lo que nos hace menos egoístas. Es una flor violeta.

Amor mío, no te imaginas lo agradecido que estoy por nuestro pequeño infinito. No lo cambiaría por nada en este mundo. Me has dado una eternidad dentro de nuestros días contados, y estoy muy agradecido por eso.

Da gracias, incluso cuando las cosas no estén bien.

Los seres humanos a menudo malinterpretan la gratitud. Muchos piensan que se sentirán humillados diciendo un “gracias” por ser inferiores o algo así. Poco saben que, en realidad, los que saben agradecer son los seres más sabios y ricos del mundo.

Tal vez deberíamos estar agradecidos por el tiempo que pasamos juntos y dejar de aferrarnos a lo que podría haber sido.

Mamá, solo tengo palabras de cariño y gracias para ti. ¡Te amo con todo mi corazón!

La gratitud llena mi alma, guía mi camino e ilumina mi vida.

La gratitud es un sentimiento de amor que eleva el espíritu y nos une con Dios.

Ningún deber es más importante que la gratitud.
Ningún deber es más importante que la gratitud.

Sea agradecido desde el comienzo del día hasta el final de la noche. Agradece el ladrido de un perro, el canto de un pájaro. Agradezca la risa de un niño. Agradece las notas de una canción. Cuando estamos agradecidos por las cosas externas en el mundo, comenzamos a notar las cosas por las que estamos agradecidos en nuestra propia vida.

Levantémonos por el día y seamos agradecidos. Porque si no aprendemos mucho, al menos aprendemos un poco, y si no aprendemos un poco, al menos no enfermamos, y si enfermamos, al menos no morimos. Así que seamos todos agradecidos.

Todos los médicos tienen un papel fundamental. No se trata solo de salvar vidas, cuidar a los enfermos, sino también de transmitir esperanza, de darnos a todos la confianza de que estaremos protegidos cuando más lo necesitemos. Dedican su tiempo a aprender cada vez más para estar preparados para responder en situaciones de necesidad, y por todo este esfuerzo y dedicación merecen nuestro más profundo y profundo agradecimiento.

Después de perder la llave de la felicidad, descubrí que las puertas de la vida se abren con gratitud.
Después de perder la llave de la felicidad, descubrí que las puertas de la vida se abren con gratitud.

Nuestras vidas se cruzaron de repente, cuando vi que era demasiado tarde. Tú y yo somos uno hoy y es por eso que necesito darte las gracias por existir y aparecer en mi vida. Te amo.

Gracias por todo el amor y el cariño, ¡sé que siempre me apoyarás!

Una vida solo vale la pena cuando aprendes el verdadero valor de la gratitud. Después de todo, no sirve de nada vivir sin estar agradecido por la vida. Debemos reconocer el valor de estar vivos, comprender el significado de la vida y nuestra misión en este mundo. La vida es mucho más de lo que podemos imaginar. Sea agradecido por sus oportunidades, esté agradecido por su vida.

Si expresamos gratitud por lo que tenemos, tendremos más por qué expresar gratitud.

Señor, hoy te agradezco por esta victoria, porque sin tu ayuda y tu apoyo nunca la hubiera logrado.

Gracias por las conversaciones, por la atención, por los consejos “infalibles”, por el elogio que solo viene de quienes aman y, sobre todo, por preocuparse por mí.

Siempre gracias por un día más y por tenerte.
Siempre gracias por un día más y por tenerte.

La indiferencia no es ingratitud. Podemos ser agradecidos, indiferentes e ingratos. La gratitud purifica nuestra alma; la indiferencia significa no ser agradecido o ingrato, no alterarnos a nosotros mismos ni a los demás; sin embargo, la ingratitud es una enfermedad, quien la practica ciertamente no vale lo que puede ofrecer, la ingratitud es ir en contra de una persona que nos apoyó y, sin embargo, no valoró sus acciones por ti.

Fue gracias a todos los ánimos que recibí durante estos años que hoy puedo celebrar este hito en mi vida: mi graduación. ¡Gracias a todos!

Agradecimiento por el apoyo incondicional, por creer siempre en mí más que en nadie. Estoy agradecido de saber que siempre estás conmigo.

¡Gracias Señor por un nuevo día!

Agradecer está relacionado con reconocer la importancia de los momentos de la vida, la ayuda de las personas que siempre han estado a tu lado… Agradecer cada detalle, porque cuando nos entregamos de corazón, ¡la vida nos recompensa el doble! Así que no temas agradecer a tus amigos, compañeros y a la vida por las oportunidades. ¡Todo volverá a ti algún día!

He dejado muchas semillas de mí mismo en la tierra y he cosechado poco de lo que ha brotado de otras personas, porque sé que con cada cambio de estación soy más lo que di que lo que recibí, sin esperar gratitud.

En mi vida, siempre he sido una persona para expresar lo que sentía con sinceridad y respeto. Entonces, jefe, quiero que sepa que, a pesar de todos los desafíos que surgen naturalmente, trabajar con usted ha sido muy positivo.
Bajo su liderazgo tenemos un rumbo definido y estable, tenemos el incentivo para dar lo mejor de nosotros y, sobre todo, tenemos su ejemplo de esfuerzo y profesionalidad.
Ojalá todo salga bien, ya que somos un equipo. Siempre estaré disponible para ayudar con lo que sea necesario.

La gratitud acerca tu corazón a Dios.

Gratitud: significa que la energía recibida debe ser devuelta. Incluso cuando no entendamos las razones de Dios, debemos estar agradecidos con Él. Una persona fiel a Su palabra debe tener fe y buscar siempre las cosas buenas que Él nos da. Así que mantén tu fe intacta y nunca te olvides de dar gracias. Cuando su gratitud sea sincera y genuina, ¡Él concederá sus peticiones!

Incluso cuando no entendemos las razones de Dios, debemos estar agradecidos con Él. Una persona que es fiel a Su palabra debe tener fe y buscar siempre las cosas buenas que Él nos da. Así que mantén tu fe intacta y nunca te olvides de dar gracias. Cuando su gratitud sea sincera y genuina, ¡Él concederá sus peticiones!

Gratitud: un sentimiento que se encuentra a medio camino entre un beneficio recibido y un beneficio esperado.

Queridos suegros, no puedo dejar pasar los días sin expresar mi gratitud por todo lo que habéis hecho por mí. Realmente admiro la forma amable y generosa en que me tratas y quiero recompensarte por toda esa atención.
También estaré aquí, con la disposición necesaria para ayudarte en lo que necesites. Siempre me he sentido como parte de la familia y todo depende de ti.

Que mi gratitud a Dios no se limite a los buenos momentos.

La gratitud es fruto de una gran cultura; no se encuentra entre la gente común.

Si tomas un perro o un gato hambriento y herido y lo cuidas, él te estará eternamente agradecido y nunca te dejará. Si haces lo mismo con los seres humanos, puede que incluso te estén agradecidos, pero en ese caso corres el riesgo de que algún día te apuñalen por la espalda.

Eres un cliente muy especial, porque terminas confundiéndote con un amigo, de hecho, creo que de verdad somos amigos. Gracias por su preferencia y también por su simpatía. Es un privilegio para nuestra empresa contar con clientes así.
Sepa que siempre estamos disponibles para ayudarlo con cualquier cosa que necesite. Cuente con nuestra profesionalidad y dedicación para todas sus necesidades. Estamos aquí para servirle con interés y alegría.

Permitir que Dios continúe guiando su vida es la mejor manera de mostrarle gratitud.

Gracias por prestarme tu hombro durante mis días tristes.

La vida tiene muchas formas misteriosas de enseñarnos sus lecciones. De todos modos, debemos agradecerle las lecciones aprendidas en cada etapa. ¡Así que agradece que hayas llegado tan lejos sabiamente y hayas aprendido más y más! Hoy eres una persona mucho más evolucionada de lo que eras antes, ¡así que agradece!

¡Deberíamos quejarnos menos y agradecer más!
Cuando estamos agradecidos, la Vida se encarga de guiarnos por los mejores caminos.

Hoy el día amaneció más hermoso y pude sentir la presencia divina en todas partes. El Señor vino a bendecir mi tarde y espero la tuya también.
Ora, da gracias y siente la presencia divina en tu vida. Dios está en todas partes y siempre te acompañará, si le permites entrar en tu corazón.
¡Que tengas una feliz tarde!

La gratitud es cuando abrazamos a Dios y damos gracias por todas las bendiciones dadas por él.

La gratitud es la mejor recompensa que recibe un hombre de buena fe.

Cuando aprendemos a ser agradecidos, evolucionamos como seres humanos. Empezamos a ver el mundo con nuevos ojos y todo cambia. La vida comienza a tener un nuevo significado y todos comienzan a tener un nuevo propósito. ¡Practica la gratitud tú mismo también!

Deja un comentario