Mensaje de Fe y Dios

0
472
Mensaje de Fe y Dios

Descubre grandes mensajes de fe y de Dios para compartir en tus redes sociales y renovar tus esperanzas:

¡Con fe y determinación todo saldrá bien!

La fe no está sólo en Dios, está dentro de cada uno de nosotros.

Si ponemos nuestra fe en acción, ¡todo estará bien!

Para hoy: fe. El resto lo añade Dios.
Para hoy: fe. El resto lo añade Dios.

Una pequeña fe lleva las almas al cielo, pero una gran fe lleva el cielo a las almas.

No disminuyas tus sueños, aumenta tu fe.

Y que lleguen nuevas historias, nuevas sonrisas y nuevas personas.

La fe que tengo en Dios alimenta mi alma y expulsa ese miedo que a veces se empeña en pasarme de largo.

La fe en Dios es la fuerza que me mantiene de pie frente a las adversidades de la vida.

Entrego a Dios todo lo que no puedo resolver.

No sé por cuántas peleas pasaré, pero sé que no lo haré solo.

Cuando existe confianza no se necesita prueba.

La fe no hace las cosas más fáciles, pero lo hace todo más fácil.

La fe es como el viento: no lo vemos, pero podemos sentirlo y creer siempre que, al amanecer, todo mejorará.

Si Dios envió una tormenta, sabe que eres lo suficientemente fuerte para resistirla y no naufragar. ¡Él cree en ti!

Confía en Dios y Él hará el resto.

En todo hay un propósito divino. Es solo confianza.
En todo hay un propósito divino. Es solo confianza.

Deléitate en el Señor,
y él te concederá los deseos de tu corazón.
Salmos 37:4

Jesus es el camino. Quédate con él y ten fe.

Ve con fe, ve por el camino que quieras.

Dios convierte el llanto en sonrisa, el dolor en fortaleza, la debilidad en fe y el sueño en realidad.

No sé lo que me espera mañana, pero estoy en paz, porque sé que Dios tiene lo mejor para mí.

Aférrate. confianza.

El amor está en las pequeñas cosas. Renunciar a este sentimiento es renunciar a ti por completo.

No sé lo que me espera mañana, pero estoy en paz, porque sé que Dios tiene lo mejor para mí.

Todo se reduce a la fe al final. No importa exactamente qué.

La fe es una necesidad humana. ¡Ay de los que no creen en nada!

La fe no es creencia sin evidencia, sino confianza sin reservas.
La fe no es creencia sin evidencia, sino confianza sin reservas.

Es tan hermosa la persona que enfrenta la vida con una sonrisa en el rostro y fe en el corazón.

La fe consiste en creer cuando está más allá del poder de la razón para creer.

Porque su ira dura sólo un momento,
pero su favor dura toda la vida;
el llanto puede persistir durante una noche,
pero por la mañana estalla la alegría.
Salmos 30:5

No estéis tristes, porque el gozo del Señor os fortalecerá.
Nehemías 8:10b

La fuerza para continuar es también la fuerza de la fe.

No voy a renunciar a tener fe, porque es lo que me da fuerzas para continuar.

El secreto es dejar que la fe sustituya a tus miedos y acabe por apoderarse de tu corazón.

Tres reglas esenciales en mi vida: ¡ten fe, cree y nunca dudes!

Incluso en los momentos más difíciles no pierdas la fe, ¡porque Dios sabe lo que hace!

La fe no garantiza la victoria, pero da la motivación necesaria para nunca desistir de tus objetivos.

La fe es capaz de las hazañas más grandes, las mejores obras y los milagros más increíbles.

Aunque las circunstancias no sean las más favorables, si tu fe es verdadera podrás luchar hasta el final.

Caminar sin fe es como vivir en soledad.

¡La fe no es más que la mayor de las fuerzas que puede dirigir para que tu deseo realmente pueda suceder!

Porque yo sé los planes que tengo para ti,’ dice el Señor, ‘planes para prosperarte y no para dañarte, planes para darte esperanza y un futuro.
Jeremías 29:11

Que el Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz en vuestra confianza en él, para que reboséis de esperanza por el poder del Espíritu Santo.
Romanos 15:13

Este es el día en que el Señor ha actuado;
regocijémonos y alegrémonos este día.
Salmos 118:24

“El Señor te bendiga y te guarde; el Señor haga resplandecer
su rostro sobre ti
y tenga de ti misericordia; el Señor vuelva su rostro hacia ti
y te conceda la paz.
Números 6:24-26

Disfruta cada segundo de la vida, todo fue preparado con mimo para ti.
Disfruta cada segundo de la vida, todo fue preparado con mimo para ti.

Una vida de fe es una vida llena de alegría.

No te preocupes, el mundo todavía tiene un largo camino por recorrer.

La solución no cae del cielo, pero mi fuerza viene de allí.

No pongas límites a tus sueños, pon fe.

¡Creo en ti, cree en ti también!

¡Nunca dejes de creer, lucha siempre, porque con fuerza y ​​coraje, la victoria será tuya!

Mirar al futuro con esperanza y creer en un mañana mejor.

Aquellos que enfrentan la vida con verdadera fe nunca se sentirán sin rumbo ni perdidos.

¡La fe en Dios es como lentes para los que ven mal!

En el amor y la fe encontraremos la fuerza necesaria para nuestra misión.

La fe es el camino más rápido hacia la paz y el amor.

Pon más fe donde residen tus dudas y sigue avanzando en la dirección correcta.

Con fe todo se resuelve y nada se complica; Todo se vuelve más fácil y nada es imposible.

Cuando tienes fe y coraje para vencer, las dificultades son solo un aplazamiento para lograr lo que tanto deseas.

¡Que la fe sea siempre el timón de tu vida!
¡Que la fe sea siempre el timón de tu vida!

¡Es la fe la que mueve mis pasos, la que engrandece mi alma y me ayuda a vencer los miedos!

En consecuencia, la fe viene de escuchar el mensaje, y el mensaje se escucha a través de la palabra de Cristo.
Romanos 10:17

Porque sabéis que la prueba de vuestra fe produce perseverancia.
Santiago 1:3

Solo con la fuerza de Dios tendrás el coraje para superar cualquier desafío.

Se necesita fuerza, persistencia y más amor en tu corazón.

Ningún obstáculo será tan grande si tu fe es mayor.

Si el camino es difícil, es porque estás en el camino correcto. ¡Siempre mantén la fe!

No tengas miedo, ten fe.

Haz de tu fuerza tu mayor estímulo para seguir adelante cada día.

Ten fe en que vienen días mejores y mantén el enfoque y la fuerza en esa idea.

Haz todo con mucho amor y fe, las cosas buenas vienen con el tiempo.

La razón me recuerda el dolor, mientras que la fe cura las heridas que el mundo ha causado.

Todo en lo que ponemos fe funciona al final. Confía y entrega.
Todo en lo que ponemos fe funciona al final. Confía y entrega.

Deja que la fe te lleve por los caminos más hermosos.

Los milagros suceden todos los días en la vida de aquellos que creen.

El que tiene fe no tiene miedo.

La fuerza de la mujer está en su carácter, porque es capaz de dar su vida por todos aquellos a quienes ama.

Fuerza para conquistar todas las batallas de la vida. Cumplirás todos tus deseos. ¡Solo ten fe! Lucha con garra y voluntad, que todo se hará realidad.

Sé lo suficientemente fuerte como para no rendirte ante el primer obstáculo, porque necesitamos aprender de los errores y tener fe para luchar por días mejores.

Lo imposible no existe para quien tiene fe.

Ahora bien, la fe es la certeza de lo que esperamos y la demostración de lo que no vemos.

Porque estáis alcanzando la meta de vuestra fe, la salvación de vuestras almas.

Porque vivimos por fe, no por vista.

La fe es intuición apasionada.

Porque sabéis que la prueba de vuestra fe produce perseverancia.

Un hombre valiente también está lleno de fe.

Cree en la fe, no en la suerte.

La vida está hecha de desafíos, pero con fe y perseverancia puedes superarlos todos.

Sigo mi camino con una fe inquebrantable en que lo mejor siempre está por venir.

La fe no se vende ni se encuentra por ahí; se siente con el corazón y se convierte en una forma de vida.

La fe es el camino que nos hace ver la victoria incluso antes de que suceda.

Para cada problema hay una solución, y siempre comienza con la fe en que todo cambiará.

Aunque el mundo diga lo contrario, esto nunca disminuirá la fe de aquellos que creen que sus sueños se lograrán.

Tener fe en Dios es dar una oportunidad para la vida eterna y para la felicidad diaria.

Algunos hablan de suerte; ¡pero prefiero creer que es la fe lo que me mueve!
Algunos hablan de suerte; ¡pero prefiero creer que es la fe lo que me mueve!

A aquel que es poderoso para hacer infinitamente más de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros,
Efesios 3:20

Nunca pierdas la fe en la humanidad, porque es como un océano. El hech

Con la frente en alto y manteniendo la fe en Dios.

¡No fue la fe la que venció mis obras, pero sin ella no las habría logrado!

Porque vivimos por fe, no por vista.
2 Corintios 5:7

Ahora bien, la fe es la certeza de lo que esperamos y la demostración de lo que no vemos.
Hebreos 11:1

Tener fe es confiar en lo desconocido y estar seguro de que él es el Padre de todos.

No renuncies a tener fe, porque es con ella que adquirimos la confianza ideal en nosotros mismos.

La confianza en Dios puede cambiar vidas.

¡Que la fe sea siempre el timón de tu vida!

En medio de las tormentas, confía en Dios.

Tener fe en Dios es saber que pase lo que pase, siempre estará a nuestro lado, apoyándonos y guiándonos.
Tener fe en Dios es saber que pase lo que pase, siempre estará a nuestro lado, apoyándonos y guiándonos.

Ve en la fe, no en la opinión de los demás.

No os conforméis al modelo de este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que podáis experimentar y probar la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios.

Romanos 12:2

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que os ofrecáis vosotros mismos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios; esta es tu adoración racional.
Romanos 12:1

Sonríe, esto puede cambiar vidas.

Una hermosa sonrisa siempre va acompañada de una vida llena de fe.

No esperes solo los buenos días, sonríe todos los días y sé optimista todo el tiempo.

La vida a veces puede derribarme, pero nunca me robará la fe y el optimismo que me mantienen en la lucha.

Ten fe, los grandes cambios en la vida comienzan con una simple creencia.

Con optimismo y fe ninguna situación es insuperable.
Con optimismo y fe ninguna situación es insuperable.

Que todo mal se convierta en amor, que todo dolor se convierta en flor.

Sobre todo, ten fe en ti mismo. Has llegado hasta aquí y eso es suficiente.

Cree, ten fe y confía. Dios no defrauda.

Donde hay fe, Dios está presente y donde está Dios, no puede faltar el celo por el bien.

La fe sube las escaleras que ha construido el amor y mira por la ventana que ha abierto la esperanza.

Ten fe, porque en cada dificultad tendrás un punto positivo.

Si ha de ser, será.

Lo mejor esta por venir. ¡Créelo!

Camina con fe y enfrenta los problemas de la vida con optimismo para realizarte como persona.

Tener fe es dar el primer paso, aun cuando no puedas ver toda la escalera.

Para aquellos que tienen fe, la vida nunca termina.

Cree y ve las abundancias que la vida te puede traer.

Nací predestinado a no lograrlo, pero lo logré.

No tenía nada más, solo tenía fe. Y créeme, fue suficiente.

Hablando de nuevo a la gente, Jesús dijo: “Yo soy la luz del mundo. El que me sigue, nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”
Juan 8:12

Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
Romanos 10:9

Deixe uma resposta